Efectos del bruxismo y qué tratamientos hay

El bruxismo es una patología muy extendida entre los adultos que puede afectar seriamente a la salud dental dependiendo de su frecuencia e intensidad. Aunque sea cada vez más común, no por ello debemos prestarle menos atención. Si padeces bruxismo, toma nota sobre el artículo de hoy, donde te contamos qué puede provocarlo y cómo puedes tratarlo:

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo dental es un movimiento inconsciente en el que se aprietan los dientes y los músculos mandibulares se contraen de forma involuntaria. Aunque puede padecerse a cualquier hora del día (bruxismo diurno), es más frecuente por la noche, mientras se duerme, se le conoce como bruxismo nocturno.

¿Qué efectos y consecuencias pueda causar el bruxismo?

Este hábito involuntario es uno de los que más daño provoca en la sonrisa a largo plazo. Además, a nivel interno supone un problema en la articulación temporomandibular. Entre las consecuencias de padecerlo y no tratarlo a tiempo podemos encontrar las siguientes:

 El desgaste de los dientes

El constante rechinar de los dientes que se produce al apretar y friccionar puede provocar un desgaste severo en las piezas implicadas. También puede ocasionar pequeñas fisuras e incluso, fracturas dentales.

Sensibilidad dental

Apretar los dientes al dormir o durante el día también afecta seriamente al esmalte, el cual protege al diente de los agentes externos. Cuando el diente se desgasta, expone a la dentina, lo que provoca sensibilidad dental y dolor al entrar en contacto con el frío y con el calor.

 Insomnio

Los movimientos generados por el rechinido de dientes afectan considerablemente a la calidad del sueño, provocando tensión y dolor, y pudiendo ocasionar cansancio crónico.

 Dolores de oídos

El bruxismo y el dolor de oídos está estrechamente relacionado. La disfunción de la articulación temporomandibular puede derivar en problemas de oído, llegando a sentir silbidos, pitidos, zumbidos, pérdida de audición, sensación de oído taponado o congestionado, vértigos y mareos.

 

Dolores de cabeza, cuello o mandíbula

 Entre otros dolores que genera el bruxismo se pueden dar cefaleas (dolor en la frente o en la sien, migrañas, dolor sinusal, punzadas o dolor al tocar el cuero cabelludo), problemas de cuello (rigidez, dolor cervical, musculatura tirante, dolor de hombros y de espalda) y problemas de mandíbula (sensación de crujidos o chasquidos, dolor en la musculatura o movimientos incontrolados de mandíbula y lengua).

Inflamación de las encías y mandíbula

La enfermedad del bruxismo también puede alterar el buen estado de las encías y de la mandíbula por el constante rozamiento de los dientes y las contracturas musculares derivadas del mal funcionamiento de la articulación.

 Trastornos en la articulación de la mandíbula (ATM)

La articulación temporomandibular o ATM se ve gravemente afectada por el acto de apretar los dientes. Esta articulación se encuentra el hueso temporal y la mandíbula y es la que permite realizar las funciones de masticación, deglución y fonación. Su disfunción genera trastornos como los dolores que hemos visto anteriormente y otros en la boca, los dientes, la garganta e incluso, en los ojos.

Ansiedad, estrés, que pueden derivar en depresión

A largo plazo, entre los problemas que causa el bruxismo también podemos encontrar estados de ansiedad y estrés que pueden desembocar en depresión si no se recurre a un tratamiento para esta patología.

Torus mandibular

Además de los síntomas anteriores, rechinar los dientes de forma continuada es, en ocasiones, la causa del torus mandibular, que consiste en un crecimiento de la estructura ósea en la zona inferior de la boca de forma inapropiada o desproporcionada, lo que puede afectar a la masticación y provocar dolores.

 

¿Qué tratamientos existen para el bruxismo?

Afortunadamente, al ser una patología común, el bruxismo dental cuenta con diferentes tratamientos que resuelven notablemente los síntomas y sus consecuencias. Entre los tratamientos más utilizados encontramos las férulas de descarga y la fisioterapia aplicada en la articulación temporomandibular:

Las Férulas de descarga

La férula dental nocturna o la férula para no apretar los dientes, como se le conoce vulgarmente, es un aparato rígido que actúa como funda de las piezas dentales. Se coloca en la arcada superior y su objetivo es colocar la mandíbula en una posición de relajación muscular además de proteger los dientes desgastados por bruxismo.

Tratamientos de fisioterapia ATM

Como hemos visto, la ATM es una articulación compleja e imprescindible para el buen funcionamiento de la mandíbula. Entre los tratamientos para evitar apretar los dientes se pueden aplicar ejercicios de fisioterapia que alivian y descargan las contracturas musculares ocasionadas por el bruxismo.

Si sufres de bruxismo te damos algunos consejos para mejorar sus síntomas

Aunque lo más recomendable es acudir a una clínica dental para realizar un diagnóstico y aplicar un tratamiento guiado por un profesional, te contamos qué hacer si tienes bruxismo desde casa:

Evitar comer dulces y alimentos duros de masticar

Lo ideal en estos casos es seguir una dieta lo más blanda y saludable posible. El azúcar es el enemigo número uno de una dentadura sana, por lo que es conveniente eliminarla de tu alimentación. Además, para no ocasionar más tensión a las contracturas musculares que genera el bruxismo, es mejor que huyas de alimentos que te obliguen a masticar mucho, como los chicles, los frutos secos, los embutidos o los productos crudos.

Aplica hielo en las zonas doloridas o inflamadas

 Si el acto de rechinar los dientes te provoca inflamación o dolor en las encías o en la mandíbula, puedes aplicarte hielo en la zona durante unos minutos hasta que notes alivio.

Beber mucha agua

El agua es tu mejor aliada y la única bebida recomendada para paliar los efectos del bruxismo. Reduce lo máximo posible cualquier bebida estimulante como el té, el café o los refrescos carbonatados.

 

 Dormir y descansar lo suficiente

La ansiedad, el estrés y el cansancio pueden ser una consecuencia del bruxismo, pero también la causa. El descanso es fundamental para asegurar el buen funcionamiento de todo el cuerpo en general, y de la articulación temporomandibular en particular

Ejercicios de estiramiento y relajación en músculos de la zona mandibular

Además de acudir a un fisioterapeuta, puedes recurrir a ejercicios sencillos pero muy efectivos que descarguen tu mandíbula y aflojen la tensión en las contracturas musculares, como masajes suaves en la zona localizada.

Resumen

¿Padeces esta patología y quieres ponerle solución? En CED Dental contamos con un equipo especializado en bruxismo dental y en el tratamiento de sus síntomas. Contacta con nosotros para estudiar tu caso, te asesoraremos sobre las posibles causas y soluciones a tu problema de forma completamente personalizada.

Otros artículos

¿Qué mantenimiento y cuidados requieren tus implantes dentales?

¿Qué mantenimiento y cuidados requieren tus implantes dentales?

Cualquier intervención dental requiere de un mantenimiento que asegure la correcta higiene bucodental para garantizar el éxito del tratamiento. En…
El uso de Plasma rico en plaquetas (PRP) en odontología

El uso de Plasma rico en plaquetas (PRP) en odontología

Entre las técnicas de odontología más interesantes y con multitud de aplicaciones se encuentra el uso de plasma rico en…
DSD: Diseño de Sonrisa Digital. En qué consiste, cuáles son sus ventajas y cuándo se recomienda

DSD: Diseño de Sonrisa Digital. En qué consiste, cuáles son sus ventajas y cuándo se recomienda

Los avances tecnológicos en el sector de la odontología nos permiten profundizar mucho más en las fases de estudio, diagnóstico…